Si creías que la fiebre por lo noventero había pasado, estás muy equivocad@, desde que los crop top y los mom jeans llegaron al street style y a las pasarelas, no se fueron nunca más, sólo dieron paso a otras prendas icónicas que solíamos ver en películas (o que si le preguntamos a nuestras mamás si las ocuparon es probable que la respuesta sea sí).

Es el caso del body, este enterito que pasó de ser una prenda de ropa interior/traje de baño, a formar parte relevante, y en muchas veces protagónica, de un look. Hoy por hoy vemos cientos de bodies en todas sus formas, colores y texturas, versatilidad que también se traslada a los estilismos a la hora de ocuparlos, en su versión más boho pero por qué no en un outfit más sofisticado. Sea cual sea la opción, te orientamos a continuación cómo llevarlo para que des el sí, y vayas por él a nuestras tiendas Americanino.

– Dúo de denim más body

Si quieres llevarlo para una cita en el día o simplemente porque es cómodo, considéralo como un top más, compleméntalo con jeans a la cintura y un maxi cardigan, lo ideal es que sea de un color neutro, de esta forma sólo destaca por su corte y textura.

 DENIM– Sofisticado o para el trabajo

¿Un body para el trabajo? Sí, es posible, la clave está en combinarlo con un blazer, abrigo o pantalón palazzo, entre otras opciones, lo importante es crear un balance que se enfoque en las texturas, caídas y movimiento de la tela, la misma que solemos asociar al “saco” laboral, cuando no debiese ser así.

body para el trabajo– From the block

El equilibrio perfecto de una prenda súper-ajustada con una más holgada, un look donde lo más importante es jugar con los colores y probar con los temidos estampados.

Body y jogger pants

Y tú, ¿Cómo combinarías tu body?