No se sabe bien cómo ni por qué volvió la tendencia de los parches y pins. La moda que cubrió miles de chaquetas en los noventas se hizo presente en 2015, de forma un poco tímida, para a finales y comienzos de este año estallar en todos los mercados, tanto minoristas como de lujo, todos tenían algo que contar en formato de parche.

Y es que la moda, en el último tiempo, ha empoderado sus discursos a través del pop, el humor y el juego, pudiendo ver colecciones completas de ropa inspirada en comida rápida como también pequeños parches con letras de canciones memorando a Bowie, el espectro es muy amplio, sin embargo, es una corriente colaborativa, desde marcas low cost, hasta diseñadores de lujo e independientes se unen con nuevos diseños, mensajes y texturas que rápidamente adopta el street style y las celebridades más it.

¿Normas? No hay ninguna norma, el único match perfecto es el denim como soporte, la combinación de ambos elementos lo vuelve una prenda “new grunge” o “punk del 2016”, que sí, sigue siendo un pantalón pero con un mensaje distintitvo, que habla por ti, teniendo una doble característica, la moda la vistes para expresarte, y esta corriente lo satisface con creces.

Experimenta en faldas (estilo vaqueras, una de las prendas de moda en este 2016), chaquetas, jeans, shorts y camisas, la disposición la colocas tú, y si viene con parches, siempre queda un espacio que puedes seguir potenciando con más mensajes, ¿Qué dices? ¿Te unes a la fiebre del patch?

denim patch

Guardar

Guardar