Parece que han venido para derrocar a los pitillos con su arrogancia vintage, por eso te contaremos qué tienen de bueno y qué de malo. Porque, sí, son una de las prendas más difíciles de llevar de los últimos tiempos.

Lo primero de todo es definirlos: ¿qué son exactamente unos mom jeans? Pues literalmente se podrían traducir por ‘los denim de mamá’, una de esas prendas que prácticamente todas nos hemos empeñado en evitar durante más de dos décadas. ¿Cómo saber cuándo tienes enfrente unos mom jeans? Hay un método infalible: cuando su cintura es absurdamente alta, con la consiguiente cremallera casi infinita, y cuando hacen bolsas por doquier (aunque también existe una versión igualmente alta pero más ceñida al cuerpo).

Es decir, los pantalones vaqueros que llevaban nuestras madres en los 90, entre ellas Lady Di, todo un icono de la época, y que últimamente se habían convertido en enseña del normcore. Lo novedoso es que ahora también son fashion. Porque la moda está viviendo un ‘momento noventero’ del que va a resultar tremendamente difícil escapar esta nueva temporada. ¿La prueba? No solo lo mom jeans han vuelto, también los crop tops, los pantalones anchos, las faldas plisadas y todas aquellas prendas que prometimos no volver a usar.