Puede leerse como una locura absoluta el hecho de usar un top corto y sin mangas en otoño, pero sorprendentemente son una pieza clave en outfits semi-abrigados donde, insistimos, vestir por capas resulta mucho más práctico que salir con abrigos oversize o sweaters envolventes. Considerando además que muchas veces no sabemos qué nos depara el día o cuánto tendremos que correr.

 

 

Iluminando un poco la temporada, y recordando con nostalgia los días soleados, el uso de diseños, texturas y cortes son un acierto absoluto a la hora de complementarlos con un cardigan, abrigo tipo capullo o chaquetas bómber.

Pattern tops, crop tops, invierno
La tendencia boho no nos abandona este año, así que lejos de guardar esas prendas más psicodélicas en el clóset dale una vuelta y ve con qué color neutro quieres potenciarla, o si por el contrario, quieres hacer de los estampados un conjunto que reaccione dentro del exceso, poténciala con rayas, flores o figuras geométricas, el resultado no tendrá nada que envidiarles a las fotos de street style del último tiempo.

¿Cómo los combinarías tú? Déjalo en los comentarios 😉